Categories
Blog

¿Aplicación para controlar el móvil de mi hijo? Guía completa

Los niños cada vez tienen acceso a la tecnología antes. Con los teléfonos móviles, además de darles un poco más de seguridad al estar siempre localizables, también se les abren las puertas a un mundo tan completo y repleto de posibilidades como peligroso: internet.

Precisamente el acceso a la red de redes es lo que más despierta la preocupación de los padres, dispuestos a hacer lo que sea para fomentar la seguridad de sus retoños. En ese sentido, te traemos algo que te interesa: las mejores aplicaciones para controlar el móvil de tu hijo.

Un cúmulo de herramientas de bloqueo parental tanto gratuitas como de pago al que, además, acompañamos de los sistemas nativos de Android y de iPhone, bastante interesantes, y de los requisitos a cumplir para poder usarlo todo. En definitiva, te traemos la guía definitiva del control parental.

Apps control hijos

Requisitos para controlar el móvil de tu hijo

Todo proceso que implique espiar teléfonos móviles, controlarlos o rastrearlos requiere, antes, que se cumplan ciertas exigencias de diversa índole. Hagas lo que hagas en este campo, antes tienes que asegurarte de cumplir una serie de condiciones técnicas y legales.

La primera parte de las condiciones es fundamental, ya que sin ella no vas a poder utilizar las apps que vamos a ver ni los procesos que vamos a explicar. Cabe decir, respecto a esto, que todo lo que se va a abordar aquí son software legales y de calidad. No vas a toparte con propuestas que pongan en peligro tu dispositivo, ni el de tus hijos, ni la información de ambos.

Aparte de eso, también está la parte legal. De esta, debemos adelantar que es la que menos debe preocupar a un padre, ya que tiene «ciertos» privilegios debido a la relación legal que tiene con sus retoños. Ahondaremos más en esta materia más abajo, aunque ya te adelantamos que es algo que no debe preocuparte en exceso.

Ahora bien, con ambas partes presentadas, vamos a adentrarnos en ellas. Si realmente quieres poder utilizar buenas apps para monitorizar los teléfonos de tus hijos, te recomendamos encarecidamente que prestes mucha atención a todo, porque te va a ser de gran utilidad para moverte con pies de plomo y con firmeza.

Parte técnica

La parte técnica comienza con un aspecto totalmente indispensable para usar las apps que vamos a ver: poder coger el teléfono móvil de tu hijo. Este es un requisito indispensable para hacer cosas como espiar chats de WhatsApp o incluso para hackear cuentas de Instagram, y aquí repite de nuevo como fundamental.

Es necesario porque necesitas coger el teléfono para instalar la aplicación que te permitirá el acceso. De hecho, si no puedes hacerlo, prácticamente no podrás hacer nada ni usar nada de lo que vamos a explicar aquí. Asegúrate de poder cumplir con este aspecto antes de avanzar.

Si puedes hacerlo, entonces te conviene saber que vas a necesitar modificar ajustes seguramente. Salvo en algún que otro caso, las apps aquí presentes pueden venir de fuera de las tiendas oficiales y, por lo tanto, exigir que permitas la instalación de apps de origen desconocido. Algo que debes llevar a cabo a través de los ajustes de seguridad de terminal.

Por último, aunque es algo que apenas va a ser necesario aquí, también es importante que sepas cómo rootear o instalar jailbreak en Android o iOS respectivamente. Este proceso sí puede ser algo más complicado, de hecho requiere tener ciertos conocimientos avanzados de informática. Aunque no debe preocuparte, porque la mayoría del software aquí presente no lo necesita.

Parte legal

Además de la parte técnica, una que entra en juego siempre que se habla de rastreo de móviles o espionaje/control de los mismos es la legal. En este punto debemos detenernos para aclarar ciertos aspectos. Y es que, si bien es fundamental cumplir con la ley, a ti no va a tener por qué preocuparte.

¿Por qué? Porque las condiciones legales para poder espiar son, o bien que el dueño del teléfono dé su permiso, o bien que esté bajo tu tutela legal. Los hijos, por lo general, están bajo la tutela de sus padres. Por lo tanto, estos tienen la total seguridad de poder actuar sin problemas.

¿Quieres espiar los chats de Facebook de tus hijos?, ¿ver sus contactos o con quiénes interactúan? No vas a tener problemas, porque todo eso y más lo vas a poder hacer con las apps que vamos a ver. Y lo que es mejor, con el respaldo de la ley.

Monitorizar el móvil con el control parental nativo

Antes de que nos adentremos en las aplicaciones de terceros y en los procesos más difíciles, creemos que es conveniente que sepas que los móviles ya cuentan con sistemas de control parental nativos. Son herramientas definidas por los sistemas operativos Android y iOS para hacer las cosas un poco más fáciles a los padres.

Aunque también hay que decir que están mucho más limitadas en cuanto a posibilidades. Con estas soluciones no vas a poder, por ejemplo, ver con quién habla tu hijo en WhatsApp. No obstante, sí que vas a poder bloquear ciertas acciones, sobre todo lo relacionado con hacer compras por internet o usar software inadecuado para su edad.

¿Cómo? Eso, mejor te lo explicamos a continuación.

Sistema de control parental de Android

Todos los dispositivos con sistema operativo de Google, sean tablets o teléfonos móviles, cuentan con un sistema de control parental nativo. Para poder activarlo y/o configurarlo hay que acudir a la tienda de aplicaciones, a Google Play Store. Es en ella donde se encuentra disponible esta función para proteger al menor a la hora de usar el teléfono.

Se entra en la tienda de apps, se busca el menú de ajustes y, en este, se accede al apartado de «Controles de usuario». Una vez ahí, tan solo hay que marcar la opción de control parental para que este se active. De hecho, al hacerlo, se pide al usuario que introduzca un PIN de seguridad de 4 dígitos para activar o desactivar esta protección al gusto.

Lo bueno de esta herramienta es que no necesita instalación alguna y que se activa y desactiva con mucha facilidad, además de ser totalmente segura. Activando este sistema de control para el móvil de tu hijo en Android podrás controlar las apps que se instalan o se ejecutan, basándose siempre en el sistema de calificación por edades PEGI. De hecho, también podrás controlar el consumo de contenido multimedia y de libros, amén de limitar tanto las compras como las descargas.

Sistema de control parental de iOS

La propuesta de iOS, dispositivos iPad y iPhone, es muy similar a la de Android, aunque se activa a través de otro campo. El control parental de iPhone es uno bastante seguro y también muy manejable, de hecho su comodidad es lo que hace que destaque especialmente frente al otro. Aunque ambos comparten sistema de activación y desactivación.

Para poder usarlo, el usuario tiene que entrar en el apartado de configuración del teléfono a través del menú principal. Dentro de este, accede a la sección general y busca el apartado de «Restricciones». En su interior, encontrará una opción para activar el control parental, que automáticamente requiere introducir un PIN de seguridad de 4 dígitos.

El protocolo es muy similar al de Android, y las limitaciones también. Con este código, puedes activar o desactivar este control y bloqueo parental a tu gusto, para que el niño tenga su radio de acción algo más limitado en el smartphone. Así, puedes controlar las compras online, las aplicaciones a descargar y el material consumido. En cualquier momento en el que intente hacer algo que se escape a lo que se le permite, el dispositivo pedirá introducir el PIN, que solo debes conocer tú.

Aplicaciones gratis para controlar el móvil de tu hijo

Tener buenas herramientas de control parental no exige tener que pagar. Es algo que queda bastante claro en todo el campo de la monitorización, de hecho, tan solo hay que ver que algunas de las mejores aplicaciones para espiar Android no requieren pago alguno.

En este sentido, vamos a dar 3 nombres que se han convertido en auténticos referentes. Las soluciones que vamos a ver son más que conocidas por sus prestaciones, sus calidades y su rendimiento, amén de su accesibilidad. Vas a poder usar cualquiera sin problemas y, además, si te apetece explotarlas todavía más, cuentan con la opción de activar funciones adicionales de pago.

Soluciones muy completas las que vamos a abordar a continuación, y que te interesa mantener cerca si quieres tener algo eficaz y gratuito para disfrutar de un buen sistema de control parental. Presta mucha atención, porque te conviene.

Qustodio

Qustodio es una de las mayores referencias dentro de este sector. Aunque cuenta con una versión de pago disponible tanto en Android como en iOS, la vertiente gratuita ha hecho méritos más que de sobra para demostrar su valía y eficacia. Disponible para cualquiera interesado, tan solo tienes que acceder a las tiendas oficiales para descargarla e instalarla en el terminal que desees.

Huelga decir que no estamos ante una aplicación de rastreo de móviles ni nada por el estilo. Su radio de acción se limita a las labores propias de un sistema de control parental. Aunque en ese campo cumple con creces incluso en su versión gratis.

Con Qustodio puedes restringir la instalación y uso de aplicaciones, establecer horarios para poder utilizar el terminal, amén de ver historiales de navegación y otras muchas opciones. Eso es lo que corresponde a la parte gratuita, aunque cabe recordar que se puede optar por un plan de pago para ampliar aún más sus posibilidades.

Funciona tanto en iOS como en Android, y cuenta con una interfaz de lo más sencilla y manejable. Pocas la igualan en calidad, prestaciones y funciones, así que es nuestra primera recomendación.

Secure Kids

Otra herramienta de control parental que ofrece dos vertientes para los padres: una gratuita y otra de pago. De Secure Kids, antes de nada, hay que aclarar que no cuenta con versión para iOS. Solo puedes utilizarla en caso de que el dispositivo de tu hijo sea Android, aunque lo bueno que tiene es que también puedes utilizarla para monitorizar desde el PC si prefieres algo más completo.

Una aplicación que permite supervisar las aplicaciones instaladas, establecer horarios de descanso, añadir botones de emergencia en casos de necesidad, interacciones remotas para usar el dispositivo a distancia, localizarlo por GPS al momento y otras muchas posibilidades. Es realmente completa, y lo que es mejor, puedes probarla sin tener que pagar ni un céntimo por ello.

Por supuesto, sus funciones y posibilidades más completas y avanzadas sí exigen realizar pagos. No obstante, el abanico esencial que ofrece sin tener que pagar es muy amplio y contundente. Desde luego, es perfecta para tener un buen control parental en Android sin pagar, una lástima que no sea compatible con dispositivos iPhone.

Muy fácil de manejar e intuitiva, es una buena forma de empezar. De hecho, quienes recurren a ella acaban adoptando el plan de pago al ver todo lo que es capaz de ofrecer y lo bien que funciona.

Kaspersky Safe Kids

Kaspersky Safe Kids es una aplicación gratuita de control parental que tiene «truco». Sí, la catalogamos como algo gratis porque puedes descargarla e instalarla sin tener que pagar nada, pero lo cierto es que no despliega todo su potencial hasta que te acoges a su plan de pago, por suerte, es bastante económica.

Esta herramienta ofrece un periodo de prueba completamente gratuito, con el que te permite hacer todo lo que puedas imaginar en este campo. Consultar la ubicación del terminal y ver la batería que le queda, comprobar la actividad de tu hijo en redes sociales como Facebook, aunque sin llegar a permitirte ver los chats de Messenger. Te deja hasta controlar las horas que utiliza el teléfono.

Una herramienta perfecta para evitar el acceso a webs inadecuadas o la instalación de apps peligrosas, que te deja establecer bloqueos de uso y de realización de compras. Es muy completa a la hora de controlar el dispositivo aunque, como ya hemos mencionado, te obliga a pagar en el caso de querer aprovecharla al máximo.

Nuestra última propuesta gratuita, y una de las más interesantes de todas las que hay presentes aquí en general. Si quieres algo fiable y contemplas la posibilidad de pagar en un futuro, no la dejes muy lejos en tu radar.

Este trío de aplicaciones de control parental gratuitas es de lo mejor que hay en el sector actualmente. Son fáciles de manejar, son completamente legales y además son muy completas. ¿Buscas algo más eficiente? En ese caso, tenemos que decirte que ya hay que entrar en el campo de los programas de control de pago. Algo en lo que nos vamos a adentrar a continuación.

Aplicaciones de pago para controlar el móvil de tu hijo

Ya hemos visto las gratuitas, así que ahora nos vamos a adentrar en la otra cara de la moneda: las aplicaciones de control parental de pago. Aquí es donde encontramos lo mejor de todo el panorama actual, aunque también tenemos que hacer una puntualización, y es que algunas de las aquí presentes cuentan con versiones gratuitas también bastante interesantes.

Vamos a ver desde aplicaciones de monitoreo hasta apps específicas para controlar el móvil de tus hijos. Soluciones diferentes y variadas que, además, ofrecen herramientas más que suficientes para que tus hijos no corran ningún peligro a la hora de usar su smartphone. A continuación, te las presentamos todas.

YouPy

YouPy es la aplicación para espiar móviles Android por antonomasia. Todo un referente del sector de la monitorización que funciona a la perfección si quieres controlar el móvil de cualquiera de tus hijos. Es sumamente completa y potente, y no necesita ni rooteos ni tener grandes conocimientos informáticos.

No funciona en iPhone, pero esa carencia la suple con todo lo que es capaz de hacer. Si recurres a ella, podrás desde ver las conversaciones de WhatsApp de tus hijos hasta tener toda su agenda de contactos a tu disposición. Esta app de monitoreo hace eso, pero también hace cosas como mostrar la batería restante, enseñarte lo que aparece por pantalla o grabar tanto a través de los micrófonos como de las cámaras.

Sumamos a eso también los mecanismos de geolocalización y el total acceso tanto a redes sociales como a apps de mensajería. El resultado es un software de lo más completo que, además, sorprende por su genial accesibilidad. Está muy bien diseñada como herramienta de control.

¿Y su precio? Tiene varios planes, aunque el más interesante es el avanzado, el cual recomendamos escoger en modalidad anual. Si lo haces así, solo tendrás que pagar unos 7,5 euros mensuales. Es muy barata, de las apps espía más económicas y potentes que hay.

Norton Family

De una aplicación espía, pasamos a otra totalmente centrada en el ámbito del control parental. Norton es una reconocidísima marca de seguridad digital que, por supuesto, no podía quedarse sin ofrecer una de las mejores soluciones para padres que quieren controlar los móviles de sus hijos.

Funciona tanto en Android como en iOS, aunque debes descartar la idea de utilizarla como app para espiar iPhone, porque no llega a tanto. Entre sus funciones, lo más destacable es el control de webs para evitar visitas a lugares inadecuados, el sistema de control horario para establecer límites de uso e incluso la posibilidad de ver un historial completo de uso, que vaya desde las búsquedas realizadas hasta los vídeos vistos o la actividad en redes sociales.

Hace todo eso y mucho más, como por ejemplo geolocalizar el terminal en tiempo real. Y lo que es mejor, lo envuelve todo en un menú muy fácil de manejar y sorprendentemente ágil. Esta aplicación tiene un rendimiento más que reseñable, algo que logra conjugar con una accesibilidad plena y absoluta.

Su precio es otro punto importante a favor, y es que tan solo cuesta 39,99 euros al año, ofreciendo una demo gratuita con acceso a todas las funciones durante un mes completo. Es eficaz, es profesional, es segura y, además, es barata.

Eset Parental Control

Nuestra última candidata, pero también de lo mejor que hay en el mercado actualmente, sobre todo dentro de las herramientas de control parental de pago. Eset, otra reconocida marca dentro del sector de la ciberseguridad, también se ha lanzado a este ruedo con una propuesta perfecta para padres preocupados por la actividad digital de sus hijos: Eset Parental Control.

Aunque cuenta con una descarga gratuita con funciones limitadas, la mejor parte de esta herramienta se encuentra cuando abonas la cuota anual que tiene, de la que hablaremos más adelante. Este software es perfecto para controlar el smartphone de tu hijo, ya que es capaz de controlar todas las apps, localizar el terminal, controlar las webs visitadas, establecer horarios de uso y mucho más.

Cuenta con filtros para las búsquedas, elabora informes de actividad completos y hasta deja un sistema de alarmas en función de la ubicación. Todo eso lo ofrece en su versión de pago, aunque la gratuita permite limitar el tiempo de uso, controlar apps y acceder a informes básicos también.

Su precio es tan solo de 19,99 euros anuales. Pagando esa cifra, puedes tener de tu parte una de las mejores apps de control parental que hay en la actualidad.

¿Has tomado nota? Seguramente tengas ya alguna favorita, aunque no tienes por qué preocuparte demasiado, ya que todas han demostrado tener una consistencia y potencia realmente interesantes. Elijas la opción que elijas, todas te van a ofrecer un servicio de calidad y realmente robusto.